Delfincar

Whatsapp +34 663 321 247 | Teléfono +34 965 814 816 | Horario: Lunes a Viernes de 08:30 a 13:30 y de 15:30 a 19:00 horas

Nueva Ley de recambios usados

piezas-de-coche-de-segunda-mano-768x576

El pasado 22 de enero entró en vigor la nueva ley de recambios usados. Esta normativa es el Real Decreto 20/2017 y regula el nuevo sistema de comercialización de los componentes de coche usados.  Obliga a que la venta de todos los recambios usados, procedentes de coches dados de baja definitivamente, deba realizarse obligatoriamente en un centro CAT. A partir de ahora, únicamente ellos podrán despiezar y vender las piezas usadas de los coches que ya no cuentan con más vida útil. Esto hace que todos los recambios que procedan de otro sitio, sean considerados ilegales y conlleven una sanción si son descubiertos instalados en un vehículo.

¿Qué es un centro CAT?

Los centros CAT son centros autorizados de tratamiento de vehículos. Se encargan de la reutilización, reciclaje y revalorización del automóvil. Se crearon en el 2004 cuando surgió una nueva legislación en materia de reciclado de vehículos. Son instalaciones autorizadas para tratar de manera correcta los componentes antes de compactar y fragmentar los automóviles. Su función principal es realizar el despiece y descontaminación de las piezas de coches dados de baja. Al contener este proceso materiales contaminantes, deben estar controlados por personas autorizadas para gestionar residuos peligrosos. Además, los centros cuentan con zonas específicas para llevar a cabo todas sus actividades garantizando la seguridad medioambiental.

No todos los talleres pueden ser considerados centros autorizados de tratamiento de vehículos. Para ello, deben cumplir una serie de requisitos y medios técnicos concretos que regula la normativa europea.

En Delfin Card, los cumplimos para que puedas obtener tus recambios de forma fácil y al mejor precio.

nueva ley recambios usados

 

¿Cómo entrego mi vehículo en un centro CAT?

El proceso de entregar tu coche en un centro CAT es muy cómodo y sencillo. Además, es el propio centro el que se encarga de notificar a la Dirección General de Tráfico la baja definitiva del vehículo. Para ello, has de reunir previamente una serie de documentación antes de dejar tu coche en el CAT. El coste de la operación es totalmente gratuito si el automóvil conserva la carrocería y el grupo motopropulsor. Tampoco debe haber sido sometido a ningún proceso desmontaje de sus piezas. Únicamente los propietarios de ciclomotores, motocicletas y vehículos especiales tienen que abonar una tasa. Quedarán exentos de ella si presentan un certificado de tratamiento medioambiental o si su matriculación tuvo lugar hace más de 15 años.

A continuación, hemos recopilado una lista de la documentación que deberás entregar en el momento de deshacerte de tu coche:

  • Una fotocopia del DNI de propietario del vehículo.
  • Fotocopia del permiso de circulación y de la tarjeta de la ITV.
  • Fotocopia del último recibo del Impuesto de Circulación (IVTM) excepto si el vehículo tiene más de 15 años.

Después, el centro te hará firmar una solicitud del certificado de destrucción del coche. Te entregará, además, el justificante de que ha sido dado de baja definitivamente por la DGT.

 

¿Qué tratamiento recibe mi coche en un desguace para obtener los recambios usados?

Una vez el vehículo se ha dado de baja definitivamente, se procede a empezar el proceso para extraer las diferentes piezas. Para ello, el coche es sometido a diferentes transformaciones:

  • Despiece y descontaminación: Es el primer proceso que tiene lugar. En él se extraen los filtros de aceite, líquidos de frenos, tubos de escape, neumáticos, batería… Se realiza siguiendo unas estrictas normativas europeas en materia de seguridad medioambiental. Después, los componentes quedan almacenados en los lugares pertinentes para su tratamiento.
  • Valoración del vehículo: Se examinan qué piezas están en buen estado para poder reutilizarse. Las que cumplen este requisito, son debidamente catalogadas y etiquetadas. Así, el cliente podrá comprarlas fácilmente indicado la marca y modelo de su coche. Las que no, se retiran para su posterior reciclado.
  • Fragmentación: Todos los componentes de metal que están en mal estado o no pueden ser reutilizados, se someten a un proceso de fragmentación. En él, se recicla todo el metal para poder utilizarlo en la fabricación de otros componentes.

 

Delfin Card está considerado centro CAT

En Delfin Card, contamos con la autorización para ser un centro de tratamiento de vehículos. Esto supone que cumplimos con los requisitos e instalaciones convenientes para realizar el despiece y descontaminación de los vehículos de forma segura. Esto nos permite también deshacernos de los residuos de manera medioambientalmente adecuada.

Nuestras actividades se centran principalmente en la recogida de vehículos para su posterior tratamiento. Realizamos tareas de descontaminación, clasificación, verificación, reciclaje y comercialización de los componentes aptos para su uso. También compramos coches siniestrados y, como centro CAT, tramitamos gratuitamente la baja definitiva de los vehículos.

Ventajas de comprar en Delfin Card

Ante la nueva normativa, una de las ventajas principales es que Delfin Card cuenta con los requisitos legales para que puedas comprar recambios usados. Aparte de eso, te ofrecemos otra serie de beneficios para considerar nuestro desguace.

  • Nuestros precios tienen una reducción de hasta un 70% en comparación con las piezas nuevas.
  • Disponemos de más de 250.000 referencias distintas para que encuentres cualquier tipo de recambio que estás buscando.
  • Te ofrecemos una garantía de un año o de 15.000 kilómetros desde el momento de compra del repuesto. La única excepción son los componentes eléctricos.
  • Realizar el pedido es muy fácil ya que puedes realizarlo mediante la tienda online, por teléfono o visitando físicamente nuestro desguace en Villena.

Si necesitas asesoramiento o más información sobre los centros CAT, puedes ponerte en contacto con nuestro servicio de atención al cliente. Para ello, puedes llamar a nuestros técnicos al teléfono 96 581 48 57. También te atenderán mediante el chat o el formulario de contacto que encontrarás en nuestra web.

Español
Envia un mensaje