Delfincar

Whatsapp +34 663 321 247 | Teléfono +34 965 814 816 | Horario: Lunes a Viernes de 08:30 a 13:30 y de 15:30 a 19:00 horas

¿Cómo se cuida el diferencial del coche?

El diferencial es el elemento del coche que permite que dos ruedas de un mismo eje giren a distinta velocidad.

¿Por qué es necesario? Porque cuando giramos, una de las ruedas, la del lado corto de la curva, recorre menos distancia que la la del lado exterior, que debe girar más rápido para que mantengamos el coche bien controlado.

 

Si no fuese por el diferencial, sería más complicado mantener el control del coche, que además soportaría una mayor presión (al igual que sus neumáticos).

Por ello, cuidarlo es muy importante. Pero, ¿cómo podemos hacerlo?

 

El primer consejo, es no mojarlo. Si cruzamos una zona encharcada y el nivel del agua llega al diferencial, puede alcanzarlo suciedad que tenga el agua, o sencillamente contribuir a que se oxide, de modo que no girará con suavidad.

Lo mismo ocurrirá si no prestamos atención a los niveles de lubricante, o usamos uno de baja calidad.

 

Los golpes también pueden desajustar esta pequeña y precisa pieza, así que tened cuidado al aparcar o salir del garaje.

 

Lo ideal es revisar el diferencial una vez al año. No obstante, hay problemas que nos pueden dar una pista sobre su mal funcionamiento: como ya hemos dicho, una falta de estabilidad sería la principal consecuencia de una diferencial en mal estado. Antes de ello, unos zumbidos al frenar o acelerar también pueden avisarnos de que algo no va bien.

 

Y, recuerda, si tu diferencial necesita un cambio, en Delfincar podemos ofrecerte infinidad de modelos de diferenciales.

Español
Envia un mensaje