Delfincar

Whatsapp +34 663 321 247 | Teléfono +34 965 814 816 | Horario: Lunes a Viernes de 08:30 a 13:30 y de 15:30 a 19:00 horas
Carretera playa

10 consejos para evitar averías del coche en verano

Llega el verano. Hay quien le hace más kilómetros al coche, porque viaja con él, y otros que lo aparcan durante las vacaciones o que limitan su uso gracias a una jornada laboral intensiva. Pero, lo uses más o lo uses menos, el automóvil va a sufrir igualmente el calor de estas fechas. Para evitar las averías más comunes del verano, te damos los siguientes consejos.

-Revisa los niveles de líquido. El motor necesita una mayor refrigeración en verano, y necesita ser lo más eficiente posible para evitar trabajar más de la cuenta.

-Aparca a la sombra. Tu coche, como tú cuando vuelvas a montarte, agradecerá no quedarse bajo el sol. Merece la pena detenerse a calcular hacia donde va la sombra de ese árbol o ese edificio.

-No abuses del aire acondicionado. Aprovecha la ventilación natural para refrescar el coche cuando arranques, y mantén una temperatura razonable. De este modo cuidarás mejor las tuberías de gas y evitarás fugas.

-Lleva unas pinzas para la batería. Puede que tu batería falle por un uso excesivo, o puede que sea por un uso insuficiente. En cualquier caso, llevar unas pinzas puede librarte del aprieto. Aunque si ocurre, quizá deberías pensar en cambiar la batería.

-Revisa los filtros de aire. De este modo, el aire acondicionado funcionará de forma más eficiente, y no sobrecargarás el esfuerzo que debe hacer el coche.

-No lleves marchas largas en cuestas. Al subir una cuesta y hacer el coche un mayor esfuerzo, sube la temperatura. Si bajamos una marcha, el coche hará circular más agua, manteniendo una mejor temperatura.

-No sobrecargues el coche. De este modo, los frenos sufrirán menos. Si no vas a usar las sillas de playa, sácalas y ahórrate el viaje con ellas.

-No laves el coche en pleno viaje, o justo al terminarlo. Espera un día, para evitar que el agua fría deforme unos discos de freno que deben estar al roo vivo después de todo el trayecto.

-No pares de repente el turbo. Si has llegado a tu destino, probablemente ya lleves unos minutos conduciendo en ciudad. Pero si estás parando en una gasolinera en plena carretera, entonces sí es posible que tu coche se beneficie si mantienes un par de minutos el coche a ralentí antes de entrar al surtidor.

-Revisa el coche con regularidad. Hay piezas como los neumáticos, la correa, el alternador… que sufren mucho con el calor y pueden deformarse, romperse… con graves riesgos para tu seguridad. Una revisión profesional antes de un viaje debe ser una tarea obligatoria, como un control regular por nuestra parte.

 

Seguro que con estos consejos para el verano, tu coche pasa menos por el taller en otoño. ¡Pruébalos!

Español
Envia un mensaje